plenty of fish web

El columnista desplazandolo hacia el pelo la presidenta en la cita enamorando

El columnista desplazandolo hacia el pelo la presidenta en la cita enamorando

Y Kiko Matamoros, con chuleria sobre machaca madrileno, que le llamaba aparecido y payaso, ?que eres un pa-ya-so! La Patino, la Marisu falto canonjia gubernativo, que se le arrimaba inquiriendole a gritos con los ojos desorbitados y la vena abultada de el cuello. Jorge Javier, una estalinista penosa, tratando de sacarle el juguillo igual que a la morcilla que se aplasta con el tenedor para que suelte esa grasilla anaranjada. Aunque ahi estaba el varon, Jose Primo Pantoja, repanchingado en la butaca roja haciendo un mainspreading de libro de Leticia Dolera; impasible, gozando el embate con una risita lenta, gustandose jugueteando con la capsulita sobre cianuro que guardaba en el bolsa derecho de su Elvi’s ?marca blanca sobre Levi’s, si?.

Evidente podri­a ser llevaba en el organismo la coctelera de orfidales mezclados con cerveza calentorra de el Carrefour. El novio venia a hablar de su libro, en este caso de su coito. Sobre su lio sobre sabanillas con Isabel Natividad Diaz Ayuso ?de aqui en adelante INDA?. Tardo menos que el torero que salio circulando de la cama sobre la comico para contar su hazana por toda la piel de burel. Pero vayamos al familia, a la pregunta que todos os haceis como se metio nuestro Primo Pantoja en la cama sobre la presidenta sobre la colectividad sobre Madrid. Por cierto, que por el apellido ciertos televidentes se pensaban que el astro estaba alla por una cosa sobre la herencia de Cantora desplazandolo hacia el pelo nunca se que porras de el tio Agustin… Ah, y tambien se cruzo en los camerinos al tito Bertin, que venia a hablar sobre lo suyo.